CID-DMD-2018

“La Familia y la Diabetes”

La celebración anual del Día Mundial de la Diabetes representa una oportunidad ideal para dirigir la atención del público en general hacia las causas, factores de riesgo, síntomas, complicaciones y tratamiento de esta grave patología que se encuentra en constante aumento en todo el mundo, y favorecer el emprendimiento de acciones para atenuar su incidencia.

La diabetes es una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas es incapaz de producir insulina en cantidades suficientes, o cuando el organismo no la usa de manera eficaz; la insulina es una hormona que regula la cantidad de azúcar (glucosa) existente en la sangre; la diabetes, si no es controlada, lleva al aumento de azúcar en la sangre (hiperglucemia); las complicaciones asociadas con la diabetes son:

  • Pérdida parcial de la visión hasta la ceguera.
  • Compromiso renal con deterioro funcional progresivo que puede requerir desde diálisis hasta transplantes.
  • Compromiso de los vasos sanguíneos, que puede significar la pérdida parcial o total de las extremidades inferiores.
  • Compromiso cardíaco que conduce a la enfermedad coronaria y al infarto agudo del miocardio.
  • Compromiso cerebral y cerebrovascular.
  • Fallas en la irrigación intestinal.
  • Afectación del sistema nervioso periférico y autónomo.

Los síntomas principales de la diabetes son:

  • Emisión excesiva de orina o poliuria.
  • Aumento anormal del apetito o polifagia.
  • Incremento desmedido de la sed o polidipsia.
  • Pérdida de peso sin razón aparente o conocida.

La diabetes de tipo 2 es la más común, y la sospecha de su ocurrencia suele coincidir con la llamada “regla de las 3 P” (poliuria, polifagia y polidipsia), síntomas que se presentan de manera simultánea.

CID-DMD-2018

¿Qué es el Día Mundial de la Diabetes?

El Día Mundial de la Diabetes (DMD) es la fase de la campaña de concienciación sobre la diabetes (DBT) más importante a escala global.

Fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de DBT en el mundo.

La elección de la fecha se corresponde con el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, quien junto con Charles Best concibió la metodología que los llevaría al descubrimiento de la insulina en 1921.

Desde entonces, la DBT pasó de ser una enfermedad mortal a convertirse en una enfermedad controlable.

En 2006, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Resolución que instituye el DMD dentro de su calendario oficial, y el miércoles 14 de noviembre 2007 lo celebró por primera vez.

El DMD congrega a millones de personas en más de 160 países para la toma de conciencia sobre la diabetes, una afección que padecen adultos y niños.

¿Cuál es el símbolo del DMD?

El círculo azul representa a la vez el signo que identifica a la DBT y el emblema del DMD.

La forma representa a la vida, la salud y el planeta Tierra; el color evoca al cielo que une a todas las naciones (es el color de la bandera de la ONU); el círculo azul simboliza la unidad de la comunidad internacional en respuesta a la pandemia de la DBT.

CID-DMD-2018

¿Cuál es el tema del DMD 2018?

El tema elegido para el DMD y el Mes de la DBT 2018 y 2019 es La Familia y la Diabetes.

El marco de 2 años de extensión se debe a la necesidad de facilitar la planificación, el desarrollo, la promoción y la participación activa en la campaña con el objetivo de:

  • Llamar la atención sobre el impacto que la DBT tiene sobre la familia y el conjunto de personas relacionadas con los pacientes afectados.
  • Promover el involucramiento activo de la familia en la gestión, cuidados, prevención y educación sobre la DBT.

En todo el mundo, más de 425 millones de personas padecen en la actualidad DBT.

La mayoría de los casos sufre DBT2 (diabetes de tipo 2), una patología que es fácilmente prevenible a través de:

  • La actividad física regular.
  • Una dieta sana y equilibrada.
  • La promoción de hábitos y entornos saludables.

Las familias son la clave para disminuir la incidencia de los factores de riesgo modificables que provocan la DBT2, pero para ello deben recibir la educación, los recursos y desenvolverse en el medio ambiente adecuado para practicar un estilo de vida de calidad.

En la actualidad, 1 de cada 2 personas con DBT ignora que la padece y no ha sido diagnosticada.

El diagnóstico temprano y el tratamiento inmediato son fundamentales para prevenir las graves complicaciones de la DBT y alcanzar resultados con estándares elevados de calidad de vida.

Todas las familias son, en potencia, afectadas por la DBT.

Prestar atención a los signos, síntomas y factores de riesgo para todos los tipos de DBT es vital para contribuir a la detección temprana.

La DBT suele ser onerosa para los individuos y sus familias: sólo el costo de la inyección de insulina y el monitoreo diario pueden consumir gran parte de los ingresos totales, por lo cual es indispensable mejorar el acceso a medicamentos y cuidados para favorecer resultados beneficiosos.

Menos de 1 de cada 4 integrantes de cada familia en cuyo seno hay un enfermo de DBT recibe información esencial a través de programas de educación para la diabetes.

CID-DMD-2018

Mensajes claves para el DMD 2018~2019

Existen 3 área principales en las que hacer foco:

  • Descubrir la DBT
  • Prevenir la DBT
  • Manejar la DBT

La detección temprana de la DBT también involucra a la familia:

  • El diagnóstico y tratamiento tempranos previenen o retardan la aparición de las complicaciones: el problema central es que 1 de cada 2 personas que cursa una DBT no ha sido diagnosticada.
  • Si la DBT1 (diabetes de tipo 1) no es detectada a tiempo, provoca discapacidades graves o la muerte: conocer los signos y síntomas ayuda a proteger a individuos y familias.

La prevención de la DBT2 también involucra a la familia:

  • La simple adopción de hábitos de vida saludables permite prevenir una enorme cantidad de casos de DBT2: la reducción de los riesgos comienza por casa.
  • Cuando una familia se alimenta de manera sana y realiza ejercicios en conjunto, todos se benefician y adoptan conductas que pueden prevenir los casos de DBT2.
  • Si uno de los integrantes de una familia tiene DBT, el resto tiene la obligación de conocer los riesgos, los signos de alerta a observar y qué puede hacerse para prevenir la DBT y sus complicaciones.
  • Todas las familias necesitan vivir en un entorno que favorezca hábitos de vida salubres y ayude a prevenir la DBT2.

El cuidado del paciente de DBT también involucra a la familia:

  • La gestión de la DBT requiere el tratamiento diario, el monitoreo regular, hábitos de vida sanos y educación continua, para los cuales es fundamental el apoyo familiar.
  • Todos los profesionales de la salud deben tener los conocimientos y habilidades básicos para ayudar a los individuos y sus familias en el manejo de la DBT.
  • La educación y el apoyo sostenido debe ser accesible para todas las personas y las familias, de modo que sepan gestionar el curso de la DBT.
  • Los medicamentos y cuidados esenciales para la DBT deben ser accesibles y estar al alcance de todas las familias.

CID